Todo sobre las energías renovables

0 Comparte
0
0
0

¿Qué son las energías renovables?

Las energías renovables son un tipo de energías derivadas de fuentes naturales que llegan a reponerse más rápido de lo que pueden consumirse. Estas fuentes de energía limpias, inagotables y cada vez más competitivas se diferencian de los combustibles fósiles, dado que no emiten contaminantes y su uso contribuye al desarrollo de la industria nacional y el fomento del turismo. Los tipos de energías renovables más comunes son la energía eólica, solar, biomasa, biogás, pequeños aprovechamientos hidroeléctricos y geotermia. El desarrollo de estas energías limpias es esencial para combatir el cambio climático y limitar sus efectos más destructivos. Además, el Acuerdo de París establece un objetivo global vinculante para reducir las emisiones, con el fin de limitar el aumento de la temperatura a 2 grados Celsius al final de este siglo.

Ejemplo de energías renovables

Los ejemplos más comunes de energías renovables son la energía eólica, solar, biomasa, biogás, pequeños aprovechamientos hidroeléctricos y geotermia. La energía eólica se produce a partir de la energía generada por el viento al girar los rotores de una turbina eólica. La energía solar se produce a partir de la energía del Sol, que se convierte en energía eléctrica a través de paneles solares fotovoltaicos. La biomasa es materia orgánica proveniente de plantas y seres vivos que se puede usar para producir calor y electricidad al ser quemada. El biogás se produce a partir de la productividad de las animales, que se transforman en biocarburantes. La geotermia se produce a partir de la energía hidráulica, que se transfiere a la tierra a través de la roca.

¿Qué son las energías no renovables?

Las energías no renovables son aquellas que se obtienen a partir de recursos naturales escasos y limitados. Estas energías no se pueden renovar, ya que una vez que el recurso de donde provienen se acaba no se puede volver a extraer. Generalmente, se originan de combustibles fósiles, como el carbón, el gas natural y el petróleo, o de combustibles nucleares, como el uranio y el plutonio. Estas fuentes son fáciles de extraer, lo que hace que su proceso de extracción sea relativamente barato. Además, son una fuente eficiente para generar energía, especialmente los combustibles fósiles. Finalmente, estos productores de energía no renovable se encuentran en muchas partes del planeta.

¿Cuántas son las energías renovables?

Se denomina “energías renovables” a aquellas fuentes energéticas basadas en la utilización del sol, el viento, el agua o la biomasa vegetal o animal -entre otras-. Estas incluyen energía eólica, energía solar, biomasa, biogás, biocombustibles, pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, geotermia y energía mareomotriz e indicatriz. Estas energías renovables se caracterizan por no utilizar combustibles fósiles –como sucede con las energías convencionales-, sino recursos capaces de renovarse ilimitadamente. Su impacto ambiental es de menor magnitud dado que además de no emplear recursos finitos, no genera contaminantes.

¿Cómo funciona el hidrógeno verde?

El hidrógeno verde se obtiene empleando agua y dos electrodos que aplican una corriente y que disocian el hidrógeno del oxígeno. En el proceso, se obtiene hidrógeno limpio que se puede almacenar y transportar de forma segura para su posterior uso en actividades industriales y energéticas. El hidrógeno verde es un combustible universal y sostenible, que permite contribuir a la descarbonización del planeta, y su uso se basa en el principio de la electrólisis, un proceso químico que transforma la energía eléctrica en hidrógeno mediante la descomposición de agua (H₂O).

Esta electricidad se obtiene de fuentes renovables, como energía solar y eólica, mediante un proceso que ahorra los 830 millones de toneladas de CO₂ que se emiten cada año por la producción de hidrógeno a partir de combustibles fósiles. La obtención de hidrógeno verde presenta varios beneficios, como una mejor eficiencia energética, la reducción de los costos de electrólisis y la creación de puestos de trabajo en sectores como el industrial, el agrícola y el minero, además de contribuir a la sostenibilidad del planeta. Algunos expertos auguran que el hidrógeno verde será el combustible del futuro, ya que su uso en el transporte, almacenamiento de energía y otros procesos industriales, ofrece una alternativa para reducir las emisiones y cuidar nuestro planeta.

¿Cuál es la fuente de energía más limpia?

La fuente de energía más limpia es la energía solar. Se trata de una fuente renovable, inagotable y totalmente limpia de calor o electricidad que se obtiene a partir de la radiación electromagnética procedente del Sol. Esta energía puede captarse a través de células fotoeléctricas, helióstatos o colectores solares o energía solar fotovoltaica, pudiendo transformarse en energía eléctrica o calorífica. Según la CEM, la energía solar es una de las fuentes de energía más limpias, con una emisión de gases de efecto invernadero casi nula.

 

0 Comparte
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También Te Puede Gustar